Kama-Sutra Para LA Mujer by Alicia Gallotti


5158226f4e18826.jpg Author Alicia Gallotti
Isbn 978-9584201928
File size 2MB
Year 2003
Pages 155
Language Spanish
File format PDF
Category sexuality



 

Biografía Alicia Gallotti fue periodista, escritora y articulista durante más de diez años de la revista Playboy. Es especialista en temas vinculados con las relaciones de pareja, y actualmente colabora en diversas publicaciones femeninas españolas, en las que aborda temas sexuales desde su enfoque práctico y psicológico. Entres sus últimos títulos publicados destacan Placer sin límites, El nuevo Kamasutra ilustrado, Guía sexual para adolescentes, Nosotras que nos quisimos tanto, Kama-sutra para el hombre y Kama-sutra para la mujer. Contratapa Alicia Gallotti Kama-sutra para la mujer Este libro ayuda a conocerlos secretos del desconocido y complejo universo de la sexualidad femenina, sin tabúes ni falsos mitos. Acompañado de numerosas ilustraciones, abarca todos los temas que interesan a quienes deseen disfrutar de un erotismo plenamente imaginativo. Para que ella se lance con libertad a conocer su cuerpo y él comprenda las claves para estimularla hasta el máximo grado de excitación. El mapa erógeno de la mujer • Lo femenino como identidad • El arte de excitar a una mujer • Las claves para ser un mejor amante • La importancia del clítoris • Fantasías • La primera vez • Embarazo y sexo • Los problemas sexuales más frecuentes. Una obra directa y concisa, imprescindible para llegar a ser un mejor amante. INDICE INTRODUCCIÓN................................................................................................1 HACIA UN PLACER MAYOR ..........................................................................2 LA PSICOLOGÍA DEL SEXO ...........................................................................3 Clima de intimidad .................................................................................3 EL MAPA SEXUAL FEMENINO......................................................................5 Lo femenino como identidad ..................................................................5 EL CLÍTORIS ......................................................................................................7 Su importancia en la sexualidad femenina..............................................7 Cómo estimularlo para despertar el placer..............................................7 EXCITACIÓN ......................................................................................................9 El arte de excitar a una mujer .................................................................9 Los juegos preliminares........................................................................10 El orgasmo............................................................................................10 El orgasmo múltiple..............................................................................11 El placer vaginal ...................................................................................11 La eyaculación femenina ......................................................................12 CLAVES PARA SER UN MEJOR AMANTE.................................................13 APRENDER A TOCAR Y TOCARSE.............................................................14 El rol activo y el pasivo ........................................................................14 Autoacariciarse .....................................................................................14 Despertar las sensaciones .....................................................................15 Ser acariciada de frente y de espaldas ..................................................15 MASTURBACIÓN.............................................................................................17 Cómo disputarla al máximo..................................................................17 En soledad ............................................................................................18 En pareja...............................................................................................18 Movimientos y ritmo ............................................................................19 SEXO ORAL ......................................................................................................20 La mejor manera de realizarlo ..............................................................20 Diferentes posturas ...............................................................................21 EL COITO ..........................................................................................................22 OTRAS FORMAS DE PLACER ......................................................................23 Potenciar la sensualidad........................................................................23 Las fantasías sexuales...........................................................................24 El juego de los roles .............................................................................24 El baño compartido...............................................................................25 Sueños eróticos.....................................................................................25 Estimulación y coito anal .....................................................................25 MASAJES ERÓTICOS .....................................................................................27 Las zonas más sensibles........................................................................27 Cómo realizarlos...................................................................................28 POSTURAS, PLACER INFINITO ...................................................................29 Ardiente esclavitud ...............................................................................29 Cadencia íntima ....................................................................................30 Ardor a dúo...........................................................................................30 Lado a lado ...........................................................................................31 Danza erótica ........................................................................................31 Ritmo estimulante.................................................................................32 Triple placer .........................................................................................32 Furor sensual ........................................................................................33 Sereno erotismo ....................................................................................33 Ola salvaje ............................................................................................34 Abrazo total ..........................................................................................34 Pasión irresistible..................................................................................35 Frenesí ..................................................................................................35 Gozar sin límites...................................................................................36 Fuego Indomable ..................................................................................36 Intercambio de placer ...........................................................................37 Balanceo excitante................................................................................37 Juego pasional ......................................................................................37 Vuelo erótico ........................................................................................38 Estrecho contacto..................................................................................38 Goce profundo ......................................................................................38 Trepidante cabalgata.............................................................................39 Difícil elección .....................................................................................39 Máxima excitación ...............................................................................40 Intensidad febril....................................................................................40 LA PRIMERA VEZ ...........................................................................................42 EMBARAZO Y SFXO .......................................................................................43 MENOPAUSIA Y LIBIDO................................................................................44 LOS PROBLEMAS SEXUALES MÁS FRECUENTES.................................45 Ausencia de deseo y anorgasmia ..........................................................45 Coito doloroso o dispareunia ................................................................46 Vaginismo.............................................................................................46 Síndrome premenstrual.........................................................................47 Clamidia ...............................................................................................47 Tricomoniasis .......................................................................................47 Cándida.................................................................................................48 Micosis .................................................................................................48 Histerectomía........................................................................................49 INTRODUCCIÓN Hace ya varias décadas que las mujeres iniciaron una verdadera «revolución», reclamando el derecho a disfrutar libremente de su sexualidad y, sin embargo, pese a los grandes cambios sociales que las han llevado a avanzar en todos los aspectos, el erotismo -para muchas- sigue siendo una esfera limitada. Esto sucede porque a veces resulta imposible desvincular el goce sensual del amor pero, si bien es cierto que las emociones y la proximidad afectiva son importantes, también lo es la pasión, ya que se puede sentir atracción física al margen de otros sentimientos. Asimismo, según la edad, los prejuicios o la educación restrictiva siguen pesando demasiado. Mientras el hombre acepta sin problemas este aspecto de su vida, estimulado por la sociedad, la asignatura pendiente de la mujer de este nuevo siglo es comprender que sus Instintos sexuales son naturales, por lo que deben no sólo no reprimirlos, sino disfrutarlos plenamente. Sentirse atraída y excitada por un hombre y gozar de la sensualidad no es libertinaje sino auténtica libertad que, si la mujer la vive sin culpas ni vergüenza, le procurará verdadero placer en todas las esferas, emocional, física y psicológica. Cuando dos personas se funden en una relación sexual apasionada y se lanzan al juego del amor, dándose goce mutuamente, crean juntas una de las más bellas y puras situaciones que podemos experimentar. El universo de los sentidos es una fuerza natural e insoslayable que todas las mujeres pueden y merecen alcanzar para llenar su vida de riqueza sensorial y plenitud. En esta misma colección, títulos como El nuevo Kama-sutra ilustrado y Placer sin límites, que tratan el erotismo en ambos sexos, han evidenciado la necesidad de individualizar la sexualidad femenina en esta nueva obra. Así, este libro va dirigido en especial a las mujeres a fin de que disfruten de un mundo sensual vibrante y compartido, pero también a los hombres, que hallarán las pautas para entender a esas grandes desconocidas. 1 HACIA UN PLACER MAYOR En la medida en que durante siglos la sociedad ha reservado a la mujer sólo el papel reproductor, su sexualidad se ha visto limitada. Por esta razón el erotismo femenino se convirtió en algo inexplorado incluso para ella, mientras que los hombres daban por sentado que lo que les resultaba placentero a ellos era suficiente. Lo cierto es que la mujer es un universo sensual infinitamente más complejo que el del hombre y descubrirlo es una experiencia apasionante para ambos sexos. Pero, antes de poder compartir su riqueza erótica, es preciso desinhibirse y lanzarse con gozo a conocer el cuerpo, aprendiendo qué estímulos lo despiertan y le dan placer. Luego, ella podrá guiarlo a él para aumentar la intensidad de sus relaciones sexuales. A veces, por desconocimiento o falso pudor, la mujer cree que carece de deseo o no está bien dotada para el sexo y teme confesarlo ante sí misma o a su amante. Pero en la mayoría de los casos lo mejor es precisamente descubrir las claves que la lleven a disfrutar del erotismo. Cada mujer es un nuevo territorio sensual a explorar y sólo ella debe decirle o insinuarle al hombre cuáles son sus secretos para así poder recibir y dar placer. Aprender a hacerlo con espontaneidad, sola y en compañía, evitando fijar reglas previas resulta estimulante y conduce a la excitación natural para alimentar la sensualidad y alcanzar la cima del clímax, ya que la libido eleva su caudal si se la nutre de erotismo y la sexualidad crece cuanto más se ejerce y a medida que aumenta la experiencia sensorial. Despojarse de falsos tabúes y aceptar el sexo como algo positivo constituye un buen punto de partida. El camino es disponerse con naturalidad al juego de seducir y ser seducida aceptando el excitante desafío que esto supone para los amantes. Así, poco a poco, la intensidad que se obtenga será cada vez mayor y la esfera sexual -tan imprescindible de colmar como cualquier otra necesidad- se irá incorporando a la vida de ella, que notará cómo incremento su equilibrio y plenitud a medida que recibe satisfacción. 2 Cada mujer es un nuevo territorio sensual a explorar y sólo ella debe decirle o insinuarle al hombre cuáles son sus secretos para así poder recibir y dar placer. LA PSICOLOGÍA DEL SEXO La visión y la actitud ante la vida varían mucho según la persona; del mismo modo, suelen ser diferentes entre la mujer y el hombre, lo que se refleja especialmente en las relaciones sexuales. Para que ella muestre una disposición positiva hacia el sexo, por más desinhibida que sea, si no se siente deseada y estimulada por el hombre, su instinto se retraerá. En efecto, debido a la disparidad de valores culturales entre ellos, la mujer tiende a creer que si no se la requiere es porque no resulta lo bastante atractiva o no es una buena amante. Todo esto Influye Inevitablemente en su conducta erótica. Su libido acostumbra a disminuir influenciada por una sociedad tan competitiva como la actual, que da tanta importancia al modelo estético, ya que la mujer ansía ser perfecta y, si no responde con exactitud a esa pauta, su autoestima decrece. Es importante tener claro que, por una parte, también los hombres sienten inseguridad en la intimidad y, por otra, que la atracción que ella les despierta no depende exclusivamente de la perfección de su cuerpo, sino que la sensualidad es una suma de factores en la que juega un papel primordial cierta química inexplicable. Si bien a ella un hombre puede parecerle muy atractivo, no siempre se trata de algo físico porque las mujeres emocionalmente maduras suelen inclinarse hacia el conjunto de la personalidad; los hombres pocas veces logran comprenderlo. Contra lo que ellos pueden suponer, la mujer no va en busca del amante más experto sino de aquel que al hacer el amor la haga sentirse de verdad deseable. Igualmente, la sensibilidad femenina advierte cuando él va a los estímulos fáciles con la idea fija de la penetración sin atender a sus deseos, lo que hace que ella se inhiba y deje de participar. Para disfrutar realmente de la sensualidad no es posible dejar de lado ciertos aspectos psicológicos concretos, ya que después de un día difícil en el hogar o en el trabajo, si se está cansada y colmada de tensiones, es raro tener una buena disposición para el sexo; lo mismo sucede si se está pasando una temporada de estrés o de conflictos emocionales. La mujer ansía ser perfecta y si no responde exactamente a las pautas establecidas, siente una baja autoestima. El díalogo franco y abrirse a la imaginación y la fantasía son los elementos ideales para crear un clima propicio a la intimidad. CLIMA DE INTIMIDAD Disponerse al diálogo franco y abrirse a la imaginación y la fantasía son los elementos ideales para crear un clima perfecto para la intimidad entre amantes. Cuando dos personas se dejan llevar por el goce de los sentidos, nace entre ellas una complicidad natural propicia al juego erótico. 3 La sexualidadfemenina tiene un lento despertar y necesita ser estimulada durante un tiempo más prolongado. La sexualidad femenina tiene un lento despertar, necesita ser estimulada durante un tiempo más prolongado, por eso la complace estar en brazos del hombre sensible, que respete su ritmo hasta que surja la pasión. Si se permite a los cuerpos responder con libertad a sus deseos, abrazarse y estimularse sin que se interponga la urgencia del orgasmo, éstos disfrutan a cada instante de todas y cada una de las estaciones del placer, demorándose en lo que mayor goce produzca. Este clima de Intimidad crece arropado por estímulos exteriores tales corno una temperatura grata, un ambiente perfumado de incienso o iluminado con velas aromatizadas... Todo esto contribuye a que los amantes se distiendan y se predispongan positivamente a disfrutar el uno del otro. Cada uno de los sentidos es importante en el momento de la pasión: el color de las prendas de la ropa interior o de las sábanas y de otros elementos decorativos excitan el mundo sensorial, tan alerta cuando late el deseo. Como toda ceremonia, el sexo requiere de un escenario y unos ritos que lo enriquezcan, al que se le pueden ir añadiendo ingredientes cada vez más excitantes para no caer en la monotonía. Paulatinamente nace una cultura íntima entre los amantes que, a medida que crece el conocimiento mutuo, se sienten más libres y erotizados en cada nuevo encuentro. Además de la piel que se despierta con caricias, besos y roces que son en sí mismos mensajes de deseo, la voz constituye un vehículo de gran sensualidad porque él y ella disfrutan al crear un lenguaje propio y único que acrecienta su pasión hasta límites desconocidos. 4 La mujer y el hombre no se expresan sensualmente de la misma manera. Por ello la intimidad compartida es la mejor aliada para que se conozcan y adquieran confianza en sus juegos eróticos, mimando sus sentidos y, sobre todo, diciéndose qué desean dar y recibir para sentir el máximo placer sexual. EL MAPA SEXUAL FEMENINO E1 aparato genital de las mujeres está en su mayor parte oculto, salvo la vulva, que tampoco está a la vista, pues se encuentra en el interior de los muslos, entre el pubis o monte de Venus y el perineo; el vello púbico, a su vez, esconde los labios mayores y menores, el clítoris, el orificio urinario y la entrada a la vagina. Su ubicación frena el conocimiento que las propias mujeres tienen de sí mismas. Para familiarizarse con los genitales bastará mirarlos con la ayuda de un espejo y ver cómo es la vulva, qué textura y grosor tienen los labios exteriores e interiores, de qué tamaño y forma es el clítoris y el capuchón que lo cubre, así como descubrir el color, tacto y temperatura de esa zona íntima. Algunas mujeres se excitan viéndola, lo que es completamente natural y placentero pero, sobre todo, conocerse a fondo es el primer paso hacia una sexualidad sana y gratificante. LO FEMENINO COMO IDENTIDAD Además de ser un poderoso reclamo erótico, el vello que Algunos sexólogos sostienen recubre el monte de Venus y los labios mayores de la vulva que enlapared frontal interior de tiene la función de proteger la delicada anatomía de los la vagina hay una zona erógena, genitales femeninos. La piel de estos labios carnosos es denominada el punto G, muy similar a la de todo el cuerpo; miden unos 7 u 8 centímetros sensible a la estimulación y capaz de longitud. Los labios menores son alargados -a veces muy de llevar al clímax. Noobstante, estaidea no está del todo clara, y pequeños, otras tan grandes que asoman por entre los muchas mujeres no la descubren exteriores- y su tejido es mucho más delicado y de un tenue nunca. color rosado. Son muy sensibles a la excitación manual, de ahí su importancia en la sexualidad. Estos labios menores convergen en el clítoris. Los flujos lubricantes que segregan las glándulas de la zona genital femenina son los responsables de su olor característico que, con frecuencia, resulta de gran erotismo para el hombre; en cambio a muchas mujeres les provoca inseguridad por temor a que resulte desagradable. En su entrada, la vagina está cubierta por una fina membrana, el himen, que la cierra parcial o totalmente. La idea de que éste se conserva entero en las mujeres vírgenes, no es más que uno de tantos mitos populares. En realidad, el himen, que es muy elástico, se mantiene en algunas mujeres activas sexualmente mientras que a otras que nunca han practicado el coito se les puede romper de forma accidental, dada su La idea de que el himen se fragilidad. La parte interior de la vagina tiene forma de canal y puede conserva entero en las medir entre 9 y 12 centímetros de largo. Sus paredes se mujeres vírgenes no es más rozan, salvo al dilatarse durante el acto sexual. Es una zona que uno de tantos mitos húmeda, cálida y extraordinariamente flexible para permitir populares. la penetración, o el momento del parto, Ya que durante el mismo llega a distenderse hasta alcanzar casi 12 centímetros femenino es igual en todas las de diámetro. Otros órganos geniales internos son los ovarios, que mujeres. Lo cierto es que éste es cada cuerpo, desde Por estarenoculto, se tiende a el producen óvulos durante la edad fértil y segregan las diferente color del vello del pubis hasta la hormonas que confieren los aspectos propios de la pensar que el aparato genital forma de los labios y el clítoris, la femineidad. Por medio de las trompas de Falopio, éstos se profundidad y diámetro del canal conectan con el útero, donde se alojan y desarrollan los embriones fecundados. cuello del vaginal, así como la El pigmentación 5 que le da el color a lapiel de toda la vulva. útero puede palparse si se introducen los dedos hasta el fondo de la vagina, y también el pene de un hombre lo toca si es de la suficiente longitud o si el canal vaginal es corto. 6 EL CLÍTORIS U n ligamento corto une el hueso pélvico con una protuberancia carnosa, que suele compararse con un pequeño pene, llamada clítoris, quedando éste casi escondido entre los labios menores de la vulva. La porción que permanece a la vista es el glande, de consistencia flexible y de color rosado. Por su vulnerabilidad está protegido por una membrana o capuchón que cumple funciones parecidas a las del prepucio. Al igual que el falo, el clítoris tiene en su interior un tejido esponjoso y eréctil que se llena de sangre durante la excitación. Por eso aumenta de tamaño al ser estimulado y presiona la vagina durante el coito, favoreciendo que durante la penetración crezca la sensibilidad vaginal. En cada mujer el clítoris tiene una forma y tamaño distintos. Durante mucho tiempo se consideró que la longitud de este órgano era de unos 3 centímetros, pero se ha descubierto que llega a medir hasta 10. Su función es dar placer sexual a la mujer y que ésta, a diferencia del hombre, pueda ser multiorgásmica. El clítoris es una fuente inagotable de placer sexual para las mujeres. Cuando una mujer disfruta SU IMPORTANCIA EN LA SEXUALIDAD FEMENINA El clítoris constituye una fuente inagotable de placer sexual para la mujer y resulta prácticamente imposible que alcance altos niveles de excitación o llegue al orgasmo si se deja de lado este punto erógeno. Es ella quien, de forma natural y desinhibido, debe comunicar al amante de qué modo disfruta más, ya que, por su delicadeza, una fricción demasiado ruda o los movimientos mecánicos en este punto, en lugar de excitaría, pueden terminar insensibilizando la zona. También es importante la lubricación -con saliva o con el propio jugo vaginal- antes de iniciar los roces para que la ola de gozo aumente. Si la mujer sabe guiar al amante enseñándole cómo logra mayor disfrute, mediante la estimulación manual u oral en el clítoris y la frecuencia Y velocidad con que desea recibirla, así como en qué postura es posible excitarle durante la penetración, el goce de ambos será más pleno. con la estimulación del clítoris mantiene losojos cerrados, la boca abierta, y su cuerpo se contrae en espasmos involuntarios, algunas también gimen. Pero si en algún momento se apartan significa que ya no disfrutan de la excitación y sus sensaciones son dolorosas o poco agradables. En la mayoría de los casos, solamente excitando el clítoris, principal responsable del goce femenino, las mujeres alcanzan el clímax. CÓMO ESTIMULARLO PARA DESPERTAR EL PLACER Toda mujer ansía que el acercamiento a su clítoris sea suave, yendo y viniendo por la vulva, Paseándose lenta y apasionadamente por la zona que lo rodea y que, poco a poco, el contacto se vaya intensificando para que el deseo crezca a medida que aumentan los estímulos. En la mayoría de los casos, solamente excitando este sensible órgano, principal responsable del goce femenino, las mujeres alcanzan el clímax. Sin embargo, él puede hacer que el placer crezca aún más enervando al mismo tiempo los pezones, recorriendo acariciante los contornos del ano, introduciendo un dedo en la vagina, humedeciendo con saliva sus dedos para lubricar 7 La estimulación del clítoris hasta los más recónditos pliegues de la vulva y el propio clítoris, así como otros puntos que hagan subir la temperatura y el deseo según lo requiera cada temperamento y cuerpo femeninos. Durante la penetración, para que el coito sea pleno para ambos, el clítoris debe continuar siendo excitado, al estar en contacto y frotarse contra el hueso pélvico o el pene, o si el hombre o ella misma lo acarician. EXCITACIÓN 8 no tiene por qué tener como único objetivo que la mujer esté preparada para la penetración o que llegue al orgasmo, conviene tomarlo como uno más de los muchos juegos eróticos preliminares para enriquecer la sensualidad y aumentar la sensibilidad y laconfianza entre los amantes. La respuesta al estímulo sexual comienza en la mente y se va trasladando a los sentidos, que dan claras señales a través de los cambios que se reflejan en el cuerpo. El ritmo de la respiración se acelera al igual que el pulso y los latidos del corazón, y la piel se enciende al activarse la circulación sanguínea. Desde ese instante, las respuestas fisiológicas son múltiples: los labios toman una coloración más subida, las pupilas se dilatan y los pezones se endurecen y se tensan; la piel se cubre de gotitas de sudor por el aumento de la temperatura corporal. Poco a poco se va perdiendo el sentido de la realidad porque la mente está completamente concentrada en los estímulos sexuales que recibe. Aumenta la turgencia de los pechos y la mujer siente crecer el deseo a medida que los dedos rozan la vulva por encima de la ropa y los fluidos vaginales comienzan a humedecerla. Los labios menores y mayores de la vulva se hinchan y su tonalidad se vuelve más intensa. Más lento en reaccionar, el clítoris se endurece y crece a medida que aumenta la excitación. Los besos, chupeteos y mordiscos leves en los pezones transmiten sensaciones placenteras que van creciendo con las caricias directas en el clítoris con los dedos o la lengua. Cada mujer tiene un perfil erótico que marca el tiempo de estímulo más o menos prolongado necesario para estar completamente excitada, desear la penetración o alcanzar el orgasmo; puesto que no hay reglas fijas, es el amante quien deberá ir descubriéndolo por sí mismo o guiado por ella. Por más experiencia sexual que tenga un hombre, siempre hay algo que puede aprender sobre el arte de excitar a una mujer. EL ARTE DE EXCITAR A UNA MUJER Por más experiencia sexual que tenga un hombre, siempre hay algo que puede aprender sobre cómo excitar a una mujer, ya que no todas reaccionan de la misma manera a los Lo ideal es que ella diga estímulos y tampoco es posible despertar su deseo repitiendo abiertamente qué es lo que le da caricias que en ocasiones anteriores han sido placenteras. En más placer, pero si no se atreve cada nuevo encuentro, él debe aprender a leer las señales que puede guiar la mano de él hacia la zona que desea que le estimule y emite el otro cuerpo. La excitación no es sólo un proceso mecánico de queambos disfruten de ello. estimulación de las zonas erógenas, sino que para ellas tiene El amante no es un adivino y la mucha importancia la esfera emocional y el ambiente erótico sexualidad femenina es intensamentecompleja. en que se da la relación sexual. Aunque hay puntos recónditos especialmente sensibles a la sensualidad, que envían al cerebro las señales que Indican el deseo, las zonas erógenas primarias son las que estimulan la libido y están en los genitales. Al estallar las chispas del erotismo todo el cuerpo se vuelve receptivo. La lengua y las yemas de los dedos detectan el ardor que Invade las zonas de sensibilidad distinguiendo, como verdaderos censores, las reacciones que provocan y dan placer. Desde el clítoris el goce se extiende en olas concéntricas hasta el cerebro; si las caricias se reparten por todos los puntos álgidos, van despertando la alta sensibilidad femenina. Así sucede con el lóbulo de la oreja, el cuello, la nuca, el hueco de las axilas y los lados del cuerpo próximos al nacimiento de los senos, al igual que el ombligo, Ya que todos ellos son precisamente los centros que más rápido responden a la estimulación. El suave contacto con el interior de los brazos y muslos, coxis, caderas y nalgas también desata sensaciones y cosquilleos sumamente placenteros. El roce en la piel de la cara posterior 9 de las rodillas que desciende hacia las piernas y los pies hacen que la mujer se estremezca y enerve por el deseo que la invade. LOS JUEGOS PRELIMINARES Hay tres tipos de orgasmo Ella no considera los juegos previos como una mera preparación para el acto sexual, sino como el momento erótico que la introduce gradualmente en el disfrute de las sensaciones. Tanto si la mujer ya siente deseo como si se trata de provocarlo, el juego erótico de acariciar, besar y lamer el cuerpo es muy sugerente y agrega morbo a la sexualidad si se vive en plenitud, sin prisas y deteniéndose en cada detalle y en cada punto que pueda dar placer. A ella le gusta que él le diga cuánto la desea y cómo se excita al verla y descubrirla, mientras la desviste lenta y sensualmente, o tomar una actitud insinuante desvistiéndose ella misma poco a poco. Los sentidos se le encienden cuando él le roza los senos o el pubis a través del tejido y entonces ansía exponer su piel desnuda a un contacto más directo e intenso. Él lo advierte porque su aliento se vuelve más rápido y comienza a moverse con voluptuosidad buscando su cuerpo. Ése es el momento en que lentamente empieza a desabrochar los botones y quitarle algunas prendas; a medio vestir introduce ya su lengua por entre la ropa sobre la piel. El acto de desvestir sensualmente a la mujer no es excitante sólo las primeras veces sino siempre, sobre todo si en cada encuentro se despliega mayor fantasía y se da rienda suelta a la imaginación. Además, muchas de ellas prefieren tener una relación sexual semivestidas o con la bombacha puesta, secretos que él irá conociendo si está atento a sus reacciones. Los juegos preliminares no tienen límites ni pueden ser planeados de antemano. Algunas veces son tan excitantes que durante la estimulación previa la mujer puede llegar al orgasmo o situarse en el punto en que desea ardientemente la penetración. EL ORGASMO Cada instante de la excitación incrementa la temperatura y el deseo por llegar a la máxima sensación de placer. Antes de alcanzarla se produce el clímax, un momento álgido que nace de la necesidad de satisfacer el cuerpo y liberarlo de la tensión haciendo estallar el goce. Las areolas se dilatan, aumenta el tamaño de los pechos todavía más, los músculos vaginales se hacen elásticos y se abren para recibir el pene. Al mismo tiempo, los labios menores crecen hasta desbordar los mayores mientras la pasión sigue en aumento. Un instante antes del orgasmo, el clítoris endurecido se retrae, la vagina se estrecha y late abrazando el falo durante el coito y la zona anal también se contrae espasmódicamente. Por la ardiente temperatura de la piel, en algunas mujeres aparecen manchas de rubor en los pechos, la espalda, el 10 femenino. El «resolutorio»: clímax intenso que libera tras la fase de deseo y excitación; «de meseta o de cresta de laola»: es menos fuerte que el anterior pero se prolonga por más tiempo en oleadas sucesivas de placer; el «secuencial o múltiple»: son varios orgsmos sucesivos. A ella le gusta que él le digacuánto le desea y cómo se excita al verla y Un instante antes del la descubrirla, mientras orgasmo, el clítoris desviste lenta y endurecido se sensualmente. retrae, la vagina se estrecha y late abrazando el falo. La capacidad multiorgásmica es una condición exclusiva de la sexualidad femenina. Los sentidos se encienden cuando él le roza los senos o el pubis a través del tejido de la ropa. Hay mujeres que nunca experimentan el orgasmo múltiple, pero esto nosignifica que su sexualidad esté limitada, La mano recorre el interiordel ya que pueden gozar igualmente sostén y uno de sus dedos se mucho delorgasmo que alcancen. desliza por el borde de la Plantearse metas en una relación bombacha su recorrido por elde sexual es laenmanera más eficaz cuerpo, haciendo que sus pezones anular la líbido. se endurezcan y que la vulva y la vagina se humedezcan. cuello y la cara, los músculos se tensan al extremo, la respiración se agita y los latidos de¡ corazón se aceleran por la presión de la sangre y es entonces cuando todo su cuerpo se estremece en un vibrante orgasmo. El punto máximo de goce sexual es como un estallido que produce violentas contracciones incontroladas y en algunas mujeres tiene tanta fuerza que incluso pueden perder la conciencia momentáneamente. Cuantos más espasmos se producen, más intenso y prolongado es el placer. Desde el clítoris -que es el punto en que nace el orgasmo- se irradia una sensación que se va trasladando a la vulva y a la vagina, en una ardiente oleada de calor que comienza en la zona pélvica y puede extenderse a todo el cuerpo. EL ORGUMO MÚLTIPLE Cuando en un breve lapso de tiempo una mujer tiene una serie de orgasmos que se producen uno detrás de otro, se dice que es multiorgásmica. Es una condición exclusiva de la sexualidad femenina. En efecto, el hombre, después de llegar al clímax, entra en un período refractario y en una fase de relajación de la que ha de recuperarse para volver a sentirse excitado. Sin embargo, ella, por sus diferencias hormonales y fisiológicas, no lo necesita. Por eso, siempre que se la siga excitando cuando ya ha tenido su primer orgasmo, se sucederán otros más. Si está pendiente del momento en que ella alcanza el clímax, el amante puede potenciar el orgasmo múltiple, manteniendo y aumentando la estimulación sin detenerse. Una vez que se ha conseguido el Se ha insistido en hacer una primer orgasmo múltiple, lo que no siempre sucede desde el división entre orgasmo inicio de la vida sexual, se puede volver a tenerlos. De este clitórico y vaginal, creando modo, la capacidad orgásmica de una mujer no tiene límites, un mito y generando ideas salvo cuando su cuerpo demanda descanso y su energía se falsas acerca de la sexualidad femenina. agota porque el placer la ha dejado exhausta. EL PLACER VAGINAL Aunque las mujeres tienen sensibilidad en la vagina, el centro de su excitación y placer se localiza sobre todo en el clítoris y en otros puntos erógenos de su cuerpo. Sin embargo, con frecuencia se ha insistido en establecer una división entre orgasmo clitórico y vaginal, creando un mito y generando ideas falsas acerca de la sexualidad femenina que, en muchas ocasiones, pueden provocar que ellas se sientan limitadas o llevarlas a creer que son raras. Si no tienen orgasmos vaginales. Lo cierto es que el deseo y la pasión que se despiertan en la mujer estimulada se transmiten a toda la zona de la vulva, y el contacto durante la penetración es grato por la intimidad que supone, aunque al frotar el pene las paredes de la vagina la mujer no tenga una sensación directa de placer, ya que es una zona pobre en terminaciones nerviosas. En el aumento de la sensualidad de la vagina interviene el músculo PC o pubococcígeo. Éste se encuentra en la base pelviana y se extiende desde el pubis hasta el coxis. Si se adquiere la costumbre de contraerlo y relajarlo varias veces al día, se fortalece y la vagina se vuelve más elástica. Asimismo, al tensar voluntariamente los músculos de la pared vaginal, se conseguirá abrazar el pene con más fuerza, lo que provocará mayor placer en los genitales femeninos y masculinos. En realidad el ansia que se genera en el clítoris asciende hacia la vagina y ésta gana en sensibilidad sexual, por eso, en 11 Algunos especialistas sostienen que el orgasmo femenino tarda más en llegar que el del hombre, pero esto no es siempre así. En cambio, todoscoinciden en que es mucho másrico en sensaciones. cuanto se tiene un orgasmo clitoriano, se extiende esa sensación de placer a la vagina penetrada. LA EYACULACIÓN FEMENINA Cuando están excitadas, todas las mujeres producen un fluido, en mayor o menor cantidad, porque los vasos sanguíneos se dilatan y presionan las paredes de la vagina. Este líquido sirve para lubricarlas y facilita la penetración, creando la humedad y el ambiente propicios para el disfrute durante la relación sexual. Según algunos especialistas hay también mujeres que al estimularles el punto G eliminan a través de la uretra -durante el orgasmo- un líquido semejante al semen, que puede ser tan abundante que resulta preciso recogerlo para no empapar las sábanas. Pero, teniendo en cuenta que no siempre es posible localizar este punto, la gran mayoría de ellas nunca eyacula. La mujer tiene más CLAVES PARA SER UN MEJOR AMANTE desarrollado el sentimiento de correspondencia erótica, por eso sabe que el placer no depende de la capacidad sensual de uno solo de los amantes, sino de ambos. U n buen amante es aquel que se dispone entusiasmado a darle placer y que disfruta sintiendo cómo crece el deseo en ella. Está atento a sus reacciones, sin dar por supuesto que lo que la ha hecho gozar antes a ella o a otra mujer es una especie de receta universal que siempre va a ser excitante. En líneas generales, es el que se muestra sensible para saber cómo desea ser estimulada cada mujer en particular. Si bien hay respuestas claras de deseo con el contacto directo en los puntos eróticos, la psicología femenina puede sentir rechazo cuando las caricias son mecánicas, o si perciben la prisa del amante por erotizarlas y acelerar el momento de la penetración, ya que esta sensación las lleva a pensar que él sólo desea estimularlas en busca de su propio placer. Al ser más flexibles que los hombres, se lanzan con naturalidad a nuevos juegos y fantasías, por eso cuando son ellas las que lo están estimulando aprenden con rapidez a satisfacerlo; pero esperan y necesitan que él haga lo mismo. El amante ideal es el que es capaz de advertir los sutiles cambios en el estado de ánimo femenino. Hay mujeres que escogen cuidadosamente la ropa interior como un reclamo más de seducción y se frustran si él no lo nota, puesto 12 Lo que más hace crecer las ansias sexuales de ella es que a medida que aumenta su deseo y su excitación, él le haga sentir que también goza. que para ella en un encuentro sexual son tan importantes los pequeños detalles como los grandes gestos. Su morbo se despierta ante situaciones que escapan a la rutina, como si se las acaricia cuando aún están vestidas o a medio desvestir, en lugares distintos al dormitorio, momentos que les recuerden sus primeros escarceos sexuales o cuando los amantes corran el riesgo de ser sorprendidos. También se disparan sus fantasías si las caricias no son las previsibles y se evitan los roces mecánicos en los senos o en la vulva. Este modo sensible de aproximación hace que ella desee intensamente la estimulación de los puntos erógenos y comience a anhelar el contacto. Una de las actitudes que la mujer valora y que hace crecer sus ansias sexuales es que, a medida que aumenta su deseo y su excitación, él le haga sentir que también goza, prolongando el estímulo para que ella disfrute. En ciertos hombres se nota la impaciencia, o parecen aburrirse, si la mujer es lenta en excitarse, actuando como si fueran espectadores a la espera de que se inicie la penetración y esto puede hacer que la libido de la mujer se retraiga. No obstante, lo más importante que un buen amante debe saber es acaso que la mujer es distinta en su sexualidad, más compleja y mucho más sutil. A él le basta con un estímulo directo en las zonas erógenas y con el goce que obtiene en la penetración, ya que su sexualidad es más directa y le resulta fácil llegar al orgasmo. Ella necesita en cambio del misterio y el despliegue de imaginación, pues no le importa la cantidad de orgasmos, ni el atletismo sexual, sino el grado de erotismo. APRENDER A TOCAR Y TOCARSE T ocarse o tocar al amante por el simple placer de hacerlo, sentir su reacción y percibir el tacto de una piel más firme, elástica o tierna, despierta percepciones que mueven a la ternura, perturban o excitan. Pero sobre todo, tocar es el goce intenso de conocerse y conocer al otro sin tener como objetivo preciso el coito o el orgasmo. El gran secreto es convertir los toques en un propósito en sí mismos, un juego creativo, libre y sin reglas, en el que todo vale, no hay zonas permitidas o prohibidas. La flexibilidad y desinhibición que esto procura es difícil de equiparar a cualquier otra forma de conocimiento. Es el más puro disfrute que complace a la sensibilidad y al excitable territorio de la piel. EL ROL ACTIVO Y EL PASIVO El placer de ser tocado no es menor que el que se siente acariciando al amante. Por eso, el intercambio dúctil y natural de los roles aporta un cariz lúdico al erotismo. Resulta intensamente sensual asumir, aunque sea por unos momentos, una actitud activa buscando estimular al otro, que se entrega al placer de la caricia disfrutando gozoso de la situación. Asimismo, la actitud inversa es igual de excitante. De esta manera, no estar pendiente ni ser rutinario en el rol que se asume permite que cada encuentro entre amantes contenga una expectativa subliminal. Ella entrelaza los brazos en torno al cuello o la cintura de él, le sostiene las caderas estando de pie y frente a frente, jugando un rol activo y transmitiendo su necesidad de sentirlo muy cerca, lo mismo que al estar estrechamente abrazada, atrapada y protegida por él en un papel pasivo, percibe también sensaciones estimulantes. Aunque se suele identificar el rol activo con la masculinidad, lo cierto es que esto depende del perfil psicológico de cada persona, sea hombre o mujer. Por ello es importante dejarse llevar por la espontaneidad sin falsos pudores. AUTOACARICIARSE 13 A la mujer, por más liberada que sea, le resulta difícil dejar de asociar las caricias en su propio cuerpo con la masturbación; asimismo le cuesta mucho hacerlo delante del amante. Acariciarse por puro placer es el primer paso para descubrir nuevas sensaciones y en cada centímetro del propio cuerpo. Al comienzo, las autocaricias deben ser suaves y lentas. Los brazos o las piernas son un buen punto de partida. La piel irá respondiendo a los toques expresando, a su manera, cuándo necesita que varíe el ritmo o la intensidad. Entonces se experimentan y alternan distintos tipos de roce: con la mano abierta, con las yemas de los dedos, con mayor profundidad, como si se dieran pequeños golpecitos, con los nudillos, el dorso de las manos, con las uñas o recorriéndole con tejidos de diversas texturas tales como plumas, terciopelos y sedas. DESPERTAR LAS SENSACIONES Una vez que se inicia el juego de las caricias, éstas van combinándose, se encadenan y responden al ritmo que fluye libremente. Él va a tocar los senos o la espalda, pero roza el cuello por azar y eso cambia el recorrido previsto, oye un murmullo de placer que lo enciende y siente la promesa de goce que ofrece ese punto a sus manos, sus labios y su lengua; a ella, ese excitante contacto la incita a responder acariciando el cuerpo de él o estrechándolo para sentirlo más cerca. Él la besa suave y cariñosamente, sólo quiere confortarla pero ella lo incita besándolo, mordiendo y chupeteando su boca; una vez disparado el instinto no resiste y desciende por el cuerpo excitado hacia puntos más vulnerables que esperan sus toques con profunda ansiedad. La imaginación es una buena aliada para transmitir caricias a ciertas partes del cuerpo poco corrientes, que en el contacto sensual ofrecen desconocidos placeres. Sentir la firmeza de una rodilla entre las ingles acariciando el suave interior de los muslos, las tetillas de él deslizándose por el vientre o la espalda femenina, la mano que, sin acariciar, encierra el pubis y la vulva entera en una apretada y caliente envoltura íntima, son algunas sugerencias para no caer en la repetición. El verdadero despertar que se consigue al tocar y tocarse es una de las mesetas del goce, un punto en el camino del placer. SER ACARICIADA DE FRENTE Y DE ESPALDAS A veces, las caricias se inician con ropa de la que, poco a poco, uno se va despojando. La desnudez comunica entre la piel de uno y otro un contacto no sólo sensual sino también de una gran emotividad. Algunas partes del cuerpo femenino son grandes olvidadas, generalmente por las posturas que se adoptan. Es el caso de la espalda que, por las múltiples terminaciones nerviosas que la recorren por el centro y a lo largo de la columna vertebral, al ser tocada, responde vivamente. Ella está tumbada boca abajo y su espalda está a la vista; él se la acaricia alternando los toques, primero la recorre con las palmas de 14 Preocuparse por la perfección estética a menudo limita el placer que se siente, ante la posibilidad de sentir rechazo porparte de él. En realidad, el hombre no da demasiada importancia a esta cuestión, sino que su sexualidad despierta ante todo un conjunto de factores. La imaginación es una buena aliada para transmitir caricias a ciertas partes del cuerpo poco corrientes. Autoacariciarse con las manos untadas en una Los sentidos «hablan» loción suavizante y con claridad: calor febril en perfumada añade goce. la piel, sonidos Algunas mujeres disfrutan inarticulados, ojos mientras cerrados, tocando su cuerpo aseveces tensión y manos bañan, utilizando la que vuelan busca del espuma paraendeslizar mejor cuerpo del otro . lasmanos. La desnudez comunica entre la piel de los amantes un contacto no sólo sensual sino también de una granemotividad. Las sensaciones más excitantes se despiertan cuando una caricia o toque casual encuentra un punto exacto de sensibilidad quepermanecíaoculto y que, una vez estimulado, proporciona una sorpresa y un placer inesperado. las manos, luego la roza con los nudillos, intercala golpecitos, besa y lame entre los omóplatos, en el centro, hasta llegar al borde de la cintura, sin avanzar en principio más allá; ella se mueve sensualmente, se siente relajada y estimulada al mismo tiempo. Él continúa tocando en sentido descendente; palpa las nalgas y recorre su contorno con un dedo sin imprimir a la caricia pasión, como si dibujara su forma, llega hasta las piernas, pasa con levedad las yemas de sus dedos por el interior suave de los muslos y alcanza las pantorrillas, que acaricia, y luego toma uno a uno los sensibles dedos de los pies y los besa cálidamente. Si ella parece complacida y él nota su cuerpo relajado, la incorpora suavemente hasta que quede sentada y, situándose por detrás, le acaricia los senos, iniciando el toque suave y muy lento al principio sin buscar directamente los pezones; sus movimientos son envolventes y giratorios, o simplemente sostiene los senos entre las palmas de las manos. Después de una prolongada e intensa sesión de caricias de él, ella desea participar autoacariciándose o devolviéndole las caricias. 15

Author Alicia Gallotti Isbn 978-9584201928 File size 2MB Year 2003 Pages 155 Language Spanish File format PDF Category Sexuality Book Description: FacebookTwitterGoogle+TumblrDiggMySpaceShare El kamasutra para la mujer nos muestra las claves para el disfrute sexual de ellas. Las ilustraciones que completan la obra nos ayudaran a conocer cómo lograr que una mujer pierda la cabeza.     Download (2MB) El gran libro de los trucos y consejos para cocinar Pedagogia de la autonomia. Saberes necesarios para la practica educativa Métodos cuantitativos de investigación en comunicación Manual de ciclo indoor avanzado Teoria del cuerpo enamorado : por una erotica solar Load more posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *